Vins Aviñó Bodega Vilanova i la Geltrú Barcelona

Vins Aviñó :: Aula de Cata

DSC02950.jpg DSC02952.jpg DSC02958.jpg DSC02962.jpg

LA EXPERIENCIA DEL SEMINARIO DE WHISKY EN EL AULA DE CATA 06/28/2014

El pasado sábado 28 de junio Vins Aviñó celebró, en su aula de cata de Vilanova, un seminario de Whisky. La embajadora de Dewar's, Ximena Cervantes, ofreció a los asistentes una estimulante clase de 3 horas, exponiendo ágilmente historia, catalogaciones, normativas y, evidentemente, cata.

Empezando por la historia de los destilados, Ximena Cervantes, presentó una narración que remontaba desde el Antiguo Egipto hasta las tierras de Escocia, pasando por el Mediterráneo e Irlanda. Después de esta introducción, continuó exponiendo los Whiskys tempranos (siglos XVI y XVII), y como evolucionaron hacia una elaboración más reglada. Curiosamente sin embargo, no fue hasta mediados del XIX que hicieron su salto a la fama. Concretamente cuando la plaga de la filoxera barrió temporalmente los vinos de las costumbres de la alta sociedad. Fue en esta crisis que los productores de Whisky no desaprovecharon la oportunidad.

Respecto a la catalogación, de forma sencilla pero rigurosa, Ximena Cervantes explicó las diferentes tipologías que podemos encontrar y el porqué de sus denominaciones (Single Grain, Single Malt, Blended Scotch, etc ...). A continuación procedió a exponer el proceso de elaboración, lo que facilitó mucho la comprensión de las tipologías. Y por si eso no había sido suficiente, los asistentes pudieron "producir" su propio Whisky. Desgraciadamente, el período mínimo de reposo en barrica es de 3 años, lo que impidió su cata.

Superada esta pequeña frustración, Ximena Cervantes pasó a servir 5 diferentes Whiskys. En ellos el público pudo percibir las diferentes notas de cada uno, ya fueran de grano, malta, más o menos ahumado, etc ... Y encaró más: preparó unos exquisitos cócteles que todos degusta con fruición.

Resulta difícil transmitir con estas breves líneas el montón de sensaciones que se vivieron en el aula de cata. Sólo podemos deciros que disfrutamos de un magnífico atardecer todo adentrándonos en el riquísimo mundo del whisky