Vins Aviñó Bodega Vilanova i la Geltrú Barcelona

Vins Aviñó :: Aula de Cata

RESUMEN VISITA A CASTELLROIG 05/10/2014

El pasado domingo 5 de octubre pudimos disfrutar de una visita a una de las bodegas más singulares del Penedès: Castellroig. Y lo hicimos de la mano de su enólogo: Marcel Sabaté. Un hombre que ha sabido combinar la experiencia de sus antepasados, la formación académica y, sobre todo, la pasión por su trabajo. Este último punto, se descubre al cabo de poco de escucharlo. Pero no adelantemos acontecimientos, y vamos por orden.

Tan pronto llegaron se nos avisó que no podríamos empezar por las viñas, pues había llovido bastante (12 litros en una noche). No obstante, esto dio más tiempo para la exposición de los diferentes terruños, el leitmotiv de Castellroig. Marcel Sabaté recordó a los asistentes que el terruño lo es todo, no sólo los diferentes suelos que lo componen: el clima, la exposición, los seres vivos presentes, ... Asimismo, remarcó el hecho de que no se ha rebajado nunca, buscando preservar la esencia y complejidad de los suelos (se han encontrado 16 de diferentes en sólo 40 hectáreas) El caso de la zona de Sant Pere de Riudebitlles, predominan los guijarros, mientras que en Torrelavit las arcillas. No os los describiremos en detalle (por descubrirlos, clicar aquí). Otro elemento a destacar es que la limpieza de las viñas corre a cargo de las ovejas, que a su vez proporcionan el abono natural.

A continuación avanzaremos hacia las entrañas de la bodega; un descenso de 12 metros de profundidad que ahora os desgranamos. En primer lugar descubrimos una sala con cientos de herramientas agrícolas de diversas épocas. Su presencia tenía un sentido mucho mayor que la simple exposición col • coleccionista. La preservación de la cultura técnica tradicional es un elemento imprescindible si se quiere trabajar la tierra con respeto. Efectivamente, se cosecha a mano el 100% de la uva, sin que ello sea excluyente de la posterior revisión de cada grano. Seguiremos adentrándonos en las profundidades, hasta llegar a la sala de fermentación. El descenso de la temperatura ya se hacía notorio. Consciente de que era el momento de desvelar otro secreto, Marcel expuso que aquel factor no era casual. En aquellas profundidades podía obtener el frío de forma natural, con el consiguiente ahorro económico y ecológico. En el aspecto técnico, desde el prensado hasta el embotellado, se procura mantener por debajo de los 15ºC. La fermentación se realiza en depósitos de acero inoxidable ya que, con poca temperatura y constante, no influyen en el vino. Además, se destacó que cada una de las variedades y viñedos son cosechadas por separado, a fin de mantener su esencia en los vinos resultantes.

Antes de volver a la superficie, visitaremos la parte más profunda, allí donde los "caldos" reposan. Un espacio en el que, mientras transitábamos, nos empapaba de respeto y admiración. Resultó curioso como el silencio se contagiaba entre los asistentes.
Una vez devueltos al nivel de superficie, Marcel Sabaté nos expuso algunas últimas consideraciones. Fue especialmente remarcable su planteamiento sobre la exportación. Nos explicó el esfuerzo que ha realizado para comprender el talante de países tan diferentes como Japón, todo documentándose sobre su cultura y tradiciones. Si bien esto puede pareció algo de sentido común en el actual mundo de la empresa, poca gente lo asocia al trabajo en el campo. Otro tópico roto.

Concluimos la visita con una cata de una amplia gama de sus vinos y cavas. Sería bueno recordar que el año 7 de estos se puntuaran por encima de los 90 puntos en la Guía Parker.
En definitiva, una visita que haga a todos más consciente de todo el trabajo que hay detrás de un vino o un cava. En este caso, como hemos dicho, se combina la experiencia, el conocimiento y sobre todo, la pasión. Gracias Marcel!